Welcome to Resort

Edolor sit amet, consectetur, adipis civelit sed quia non qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipis civelit.

El calendario. Cálculo de las fiestas móviles eclesiásticas

Barcelonès (Barcelona)

Bien sea por curiosidad, bien por devoción cristiana o, simplemente por saber cuando nos tocan las próximas vacaciones, supongo que más de uno se habrá preguntado en alguna ocasión por la aparente aleatoriedad de algunas de las festividades del calendario eclesiástico.

Si bien es cierto que en algunos años disfrutamos de la Semana Santa en abril y en otros en marzo, y además nunca sabemos la fecha exacta del carnaval hasta que se publican oficialmente los calendarios del año en curso; no es menos cierto que la razón de esta movilidad no obedece en modo alguno ni al capricho ni al sorteo de ningún estamento.

Efectivamente, la obtención de las fiestas móviles del calendario eclesiástico se basa en razonamientos y cálculos que, implantados por la Iglesia católica, se fundamentan en dilatados conocimientos científicos y astronómicos aplicados a la historia y vida de Jesucristo.
 

 


Algo de historia
El calendario actual procede del antiguo calendario romano reformado por Julio César, (calendario juliano), en el año 46 antes de Cristo, a propuesta de un astrónomo de Alejandría llamado Sosígenes, quien, con el fin de adecuar el calendario al año astronómico, basado en el ciclo de las estaciones (rotación de la tierra en torno al sol), introdujo una jornada añadida al mes de febrero llamada "bis-sextus" cada 4 años. Con ello, la duración media del año civil era de 365,25 días, cifra más acorde con el año astronómico real (365,242 días), pero todavía sensiblemente inexacta.

El error acumulado, que a fines del siglo XVI era ya de unos 10 días, provocó la necesidad de un nuevo ajuste que llevó a cabo el papa Gregorio XIII en el año 1582 con la ayuda de los hermanos Lelio y del jesuita alemán Clavius.

Esta reforma, que dio lugar al calendario vigente en la actualidad o calendario Gregoriano, supuso la supresión de diez días en el mes de octubre de 1582 con el fin de fijar el equinoccio de primavera el 21 de marzo en vez del 11 del mismo mes, en el que se producía hasta la fecha.

Por otra parte, restableció la concordancia y evitó futuras derivas eliminando ciertos años bisiestos (el último año de cada siglo sólo será bisiesto si su número es divisible por 400).

La Iglesia ya había instaurado toda una serie de festividades conmemorativas que trasladaban la cronología del Nuevo Testamento al calendario.

Muchas de estas festividades como la Natividad (25 de diciembre), la Epifanía (6 de enero), la Asunción (15 de agosto), la Inmaculada Concepción (8 de diciembre), y otras dedicadas a varios Santos relevantes, fueron incluidas como fechas fijas independientemente del día de la semana en que coincidieran.

Pero una serie de conmemoraciones quedaron sujetas a una movilidad en el calendario determinada a partir del Domingo de Resurrección, por ser considerado éste como el hecho de mayor importancia y por lo tanto utilizado como base para el cálculo.

Así pues, a partir del Domingo de Resurrección se calculan las demás fiestas del siguiente modo:

 

 

 

Jueves Lardero: 52 días antes del Domingo de Resurrección.
Lunes de Carnaval: 48 días antes del Domingo de Resurrección.
Martes de Carnaval: 47 días antes del Domingo de Resurrección.
Miércoles de Ceniza: 46 días antes del Domingo de Resurrección.
Domingo primero de Cuaresma: 42 días antes del Domingo de Resurrección.
Domingo de Ramos: 7 días antes del Domingo de Resurrección.
Jueves Santo: 3 días antes del Domingo de Resurrección.
Viernes Santo: 2 días antes del Domingo de Resurrección.
Lunes de Pascua: 1 día después del Domingo de Resurrección.
La Ascensión: 39 días después del Domingo de Resurrección.
Pascua de Pentecostés: 49 días después del Domingo de Resurrección.
Lunes de Pentecostés: 50 días después del Domingo de Resurrección.
La Santísima Trinidad: 56 días después del Domingo de Resurrección.
Corpus Christi: 60 días después del Domingo de Resurrección.
Viernes de Corpus: 61 días después del Domingo de Resurrección.


Se hace notar que tanto la Ascensión como el Corpus coincidirán siempre en jueves, y es que como todavía reza la rima:

 

 

 

"Tres jueves hay en el año
que relucen más que el sol,
Jueves Santo, Corpus Christi,
y el día de la Ascensión.
"

 

 

Cálculo del Domingo de Resurrección.
Ya tenemos conocimiento de que las festividades móviles del calendario eclesiástico, se deducen todas a partir del Domingo de Resurrección. Ya podríamos ahora establecer con la antelación deseada, por ejemplo, qué día corresponderá a la fiesta del Corpus, típica en muchas localidades del país. Pero si no sabemos cuál es el método de cálculo del Domingo de Resurrección, y en qué está basado, no nos sirve de mucho.

Recordemos que en 1582, Gregorio XIII acomodó el calendario al equinoccio el 21 de marzo. No fue por azar, ya que esto forzaba necesariamente a que la Resurrección coincidiese siempre en primavera.

Efectivamente, el Domingo de Resurrección tiene la obligatoriedad de ser el primer domingo después del primer plenilunio tras el equinoccio vernal. Es decir, el domingo inmediatamente siguiente a la primera luna llena que exista después del 21 de marzo.

Para su cálculo, la Iglesia elaboró el Número Aureo (Aureo Número hasta el s.XIX), que relaciona los períodos del ciclo lunar y la diferencia existente entre el año lunar y el año solar (Número Epacta). Esta relación o Número Epacta también es el llamado ciclo de Metón (astrónomo Griego s.V a.C).

El Número Epacta son los días de la luna nueva de Diciembre que tiene el día 1 de Enero, con un error máximo de un día. Efectivamente, cada 19 años , se repite un ciclo de 19 Números Aureos para los cuales , una luna llena determinada coincidirá siempre en fecha, con otra de idéntico Número Aureo.

El Numero Aureo se calcula dividiendo el año de que se trate, entre 19 , y al resto debe sumarse 1, (P.Ej. 2000 tendrá el N.A.= 6).

Se ha elaborado una tabla con datos lunares conocidos y puede utilizarse como referencia para el cálculo de la primera luna llena posterior al 21 de Marzo y por extensión, del día exacto del Domingo de Resurrección.
 

Número Aureo Epacta 1ª luna llena tras el 21 de Marzo
1 * 13 de abril
2 XI 3 de abril
3 XXII 23 de marzo
4 III 11 de abril
5 XIV 30 de marzo
6 XXV 19 de abril
7 VI 8 de abril
8 XVII 28 de marzo
9 XXVIII 15 de abril
10 IX 5 de abril
11 XX 26 de marzo
12 I 13 de abril
13 XII 1 de abril
14 XXIII 22 de marzo
15 IV 10 de abril
16 XV 30 de marzo
17 XXVI 17 de abril
18 VII 6 de abril
19 XVIII 27 de marzo

 

Por lo tanto, si el año 2000 tiene por Número Aureo el 6, seguro que la primera luna llena posterior al 21 de Marzo se verá el 19 de Abril, miércoles, luego el Domingo de Resurrección será el 23 de Abril.

Otros ejemplo:

Para el año 2001, tenemos un Número Aureo de 7 ( 2001/19 arroja un resto de 6, y entonces 6+1=7 ). El Número Aureo 7 nos indica que la primera luna llena de primavera se producirá el día 8 de abril que es domingo, luego el primer domingo después de esta efeméride será el día 15 de abril que corresponderá al Domingo de Resurrección.

Para el año 2005, tenemos un Número Aureo de 11 ( 2005/19 arroja un resto de 10, y entonces 10+1=11 ). El Número Aureo 11 nos indica que la primera luna llena de primavera se producirá el día 26 de marzo que es sábado, luego el primer domingo después de esta efeméride será el día 27 de marzo que corresponderá al Domingo de Resurrección.
 

 

Galería

Establiments a la zona

Situat a la Rambla de Badalona, que transcorre davant de mar, una de les millors zones de Badalon...

Aparthotel Silver, és un dels hotels recomanats de Barcelona. ...

Altres rutes a la zona

El Alguer. El país catalán de Cerdeña
El calendario. Cálculo de las fiestas móviles eclesiásticas
Guifré el Pilós (840 - 897)
Joan Brossa i Cuervo (1.919 – 1.998)

Biografies ilustres

Serveis a la zona

Situat a la Rambla de Badalona, que transcorre davant de mar, una de les millors zones de Badalon...

Aparthotel Silver, és un dels hotels recomanats de Barcelona. ...

NEWSLETTER

Subscriu-te i rebràs totes les novetats de la web!