Welcome to Resort

Edolor sit amet, consectetur, adipis civelit sed quia non qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipis civelit.

History  » Los Trastámara

Los Trastámara (1409-1492)

En 1409 el único hijo vivo del rey Martín el Humano murió a la edad de 25 años creando un problema sucesorio que llevará al fin de la Casa de Barcelona a la muerte del Humano en 1410. Cataluña será gobernada por la Generalitat en un periodo de interreino de dos años.

En 1412 las cortes confederadas de los tres reinos de la corona aragonesa escogen al candidato Fernando de Antequera, nieto de Pedro el Ceremonioso y de la dinastía castellana de los Trastámara como futuro rey en el Compromiso de Caspe. Códice de 1488 que contiene los 'Comentaris als Usatges de Barcelona'. Se representa a Marquilles ofreciendo su obra als 'consellers' de Barcelona, en presencia de la reina María. Museu d'Història de la Ciutat de Barcelona.

Esto generó una revuelta del otro candidato, Jaume d'Urgell, que había sido lugarteniente general de Martín el Humano, siendo derrotado en Caspe en 1413.

La situación de inestabilidad siguiente a la llegada del nuevo monarca continuó con las diferencias entre éste y las clases dirigentes catalanas, forzando pactos y contribuyendo a formar la institución de la Diputació General de Catalunya (1413), la Reial Audiència y el acuerdo de redactar la versión catalana dels Usatges, Constitucions y Capítols de Cort de Catalunya, autorizando a los abogados a utilizar el catalán en los plenos.

Esta política pactista se rompió en cuanto el monarca consiguió asegurar la corona, preparando el terreno a su descendiente Alfonso V el Magnánimo que aparecía con una idea más imperialista (1416).

El monarca trasladó su corte a Nápoles, que era el nuevo centro de la política imperial, haciendo su esposa, María de Castilla, de lugarteniente del principado catalán en su ausencia encontrándose, a su vuelta en 1423, que la reina había cedido a algunas reivindicaciones de los estamentos de Cataluña.

Al dejar Alfonso Cataluña en 1439 para la campaña de Nápoles y Túnez, ya existía un sustrato de tensiones y descontentos sociales en Barcelona, que culminó con la aparición de los partidos antagónicos de "la Busca" (reformadores) y "la Biga" (conservadores). Ambos partidos discrepaban en la organización del régimen municipal y en los modelos de comercio y producción.

Una vez que "la Busca" llegó al poder (1443) aplicó sus medidas proteccionistas en un programa a largo plazo que perdió popularidad por la impaciencia de obtener resultados, que unido a las tensiones provocadas por la monarquía del nuevo rey Juan II, desembocaron en una Guerra Civil (1462 - 1472).

Durante estos diez años la Generalitat declaró enemigo público al rey Juan II, jurando como reyes a Enrique IV de Castilla (1462 - 1463), a Pedro de Portugal (1463 - 1465) y a Renat d'Anjou (1466 - 1472). Con la capitulación de Pedralbes y la rendición de la ciudad de Barcelona al rey Juan II en 1472, se puso fin a la Guerra Civil, habiendo perdido también los condados de Rosellón y Cerdanya. Real de plata aragonés acuñado en 1475 por Juan II.

El infante Fernando había casado con Isabel de Castilla en 1469, la cual fue proclamada reina en 1474, pasando Fernando en 1479, tras la muerte de Juan II, a ser Rey de Aragón y de Castilla con el sobrenombre de el Católico.

El nuevo monarca Fernando II adoptó una política de cautela y prudencia en cuanto a concesiones y otorgamientos, pero el brazo militar y eclesiástico, se levantó contra esta política de concordia y consiguió establecer de nuevo los derechos señoriales, provocando el alzamiento armado de un sector del campesinado en la llamada segunda Guerra dels Remences (1482).

Tras muchas negociaciones y posicionamientos en 1486 se pondrá fin a la cuestión remença con la Sentencia Arbitral de Guadalupe, que establecía reglamentos jurídicos y sociales en el campo catalán.

Desde la bula del papa Sixto IV en 1478, se había establecido la Inquisición castellana, que posteriormente se introduciría en los territorios de la corona de Aragón (1487), ordenando Fernando II la admisión de los inquisidores en el Consell de Cent barcelonés.
 

 

NEWSLETTER

Subscriu-te i rebràs totes les novetats de la web!