Welcome to Resort

Edolor sit amet, consectetur, adipis civelit sed quia non qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipis civelit.

History  » La Guerra de Sucesión

La Guerra de Sucesión (1700 - 1714)

La atención diplomática de Luís XIV estaba centrada en el problema sucesorio de España, interviniendo ya desde el matrimonio de su sobrina con el monarca español Carlos II. Compilación de 'Constitucions i altres Drets de Catalunya', impresa en Barcelona en 1704. Archivo Histórico de la Ciudad - Barcelona.

A la muerte sin herederos de Carlos II en 1700, quedó abierta la sucesión al trono de España. El monarca francés optaba a la corona española en virtud de su matrimonio con la infanta María Teresa de Austria y Borbón (hija de Felipe IV).

El heredero de España designado por Carlos II iba a ser José Fernando de Baviera, aunque su muerte en 1699 dejó la cuestión sucesoria entre el duque Felipe de Anjou (Casa de los Borbones) y el archiduque Carlos (bisnieto de Felipe III de Castilla). A la muerte de Carlos II, el consejo de Estado Español decidió que Luís XIV era el único que podía garantizar la integridad territorial de la monarquía y entregó la sucesión a Felipe de Anjou (Felipe V), nieto del monarca francés (1701). Castilla veía en el pretendiente Borbón al defensor de la reforma unitaria y la castellanización de España, la que no pudo culminar Olivares, frente al Habsburgo, impuesto por la periferia.

Felipe de Anjou llega a Cataluña el mismo año para jurar las constituciones y autoriza un puerto franco y al comercio con América bajo determinadas condiciones, a cambio de 1.500.000 de libras.

Las potencias europeas se alinearon para evitar la hegemonía francesa y así en 1703, Carlos, archiduque de Austria es proclamado rey de España en Viena, desembarcando en Lisboa al año siguiente dispuesto a disputar el poder de Felipe V. Detalle de un plafón del siglo XVIII que representa los diferentes oficios de la época. Museo Episcopal de Vic.

En 1705 Cataluña firmó el Pacto de Génova, por el cual se unía a la causa del archiduque Carlos, a cambio del respeto a sus privilegios y leyes. Así es proclamado rey en Barcelona con el nombre de Carlos III, uniéndose también Aragón, Valencia y las Baleares.
Comienza así la Guerra de Sucesión, con sucesivas derrotas de las tropas pro-austríacas (Almansa 1707, Villaviciosa y Brihuega 1710, etc) tras las que Felipe V, apoyado por las tropas francesas conquista Valencia, Aragón, Lleida, Tortosa y Girona.

En 1713 se firma la paz entre los dos contendientes en Utrech, reconociendo a Felipe V como rey de España y América, y pasando el resto de los territorios a los Habsburgo, a los Saboya (Sicilia) y a Inglaterra (Menorca y Gibraltar). A pesar de la firma del tratado, aún continuó la guerra en Cataluña que decidió continuar la lucha sola, sabedora de que le iba a ser arrebatado su autogobierno.

Felipe V decide volcar entonces todo su ejército sobre Cataluña, al salir los aliados de Barcelona, y la toma el 11 de septiembre de 1714 tras un prolongado sitio.
 

 

NEWSLETTER

Subscriu-te i rebràs totes les novetats de la web!