Welcome to Resort

Edolor sit amet, consectetur, adipis civelit sed quia non qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipis civelit.

History  » La Marca Hispánica

La Marca Hispánica (800 - 814)


Los acontecimientos y las continuas incursiones y disputas en la zona Pirenaica convencieron a Carlomagno (rey desde el 768) de la necesidad de crear un amplio distrito fronterizo al sur del Pirineo (una Marca Hispánica), encomendando esta tarea a la corte que presidía en Tolosa su hijo Luís el Piadoso (rey de Aquitania).

El conde Borrell del Urgell y de la Cerdanya recibe en el año 799 el encargo de fortificar y repoblar Osona, Cardona y otros lugares, en un paso previo para conquistar Barcelona a los musulmanes.

La campaña de Luís de Aquitania da sus frutos en el 801, capitulando la Barcelona sarracena y pactando con los indígenas hispano-góticos garantías y acuerdos de capitulación. Esta actitud pactista propició el otorgamiento por Carlomagno a los barceloneses del precepto de defensa e inmunidad y el nombramiento de condes indígenas para los condados de esta fase de dominio carolingio en Cataluña.

El objetivo primero de Carlomagno era situar la frontera de su imperio en la línea del Ebro con expediciones infructuosas contra Tortosa, renunciando a ello debido a los fracasos y concentrando posteriormente su interés en Navarra y el Pirineo aragonés donde ya habían surgido dos núcleos independientes pro-francos, el reino de Pamplona y el condado de Aragón.

En el 814 muere Carlomagno habiendo fracasado en el proyecto de crear una Marca Hispánica entre el Pirineo y el Ebro, debiéndose conformar con una frontera, algo más al norte, con límite en los ríos Llobregat, Cardener, el Segre Medio y la Cuenca de Tremp, territorio que posteriormente se llamaría la Catalunya Vella (812).

Marca Hispánica

 

NEWSLETTER

Subscriu-te i rebràs totes les novetats de la web!