Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. X Cerrar

Catalunya hotel camping rural apartaments viatge platja montanya aventura restaurants
Català  Español  English  Française
vegueries.com
turisme barcelona turisme girona turisme lleida turisme camp de tarragona turisme catalunya central turisme terres del ebre turisme alt pirineu i aran turisme andorra turisme catalunya nord turisme la franja turismo islas baleares
  
Buscar:    
CATALUÑA
LAS VEGUERÍAS HISTORIA DE CATALUÑA EL ARTE EN CATALUÑA GEOGRAFÍA Y MAPAS GASTRONOMÍA FIESTA Y FOLKLORE
SERVICIOS
HOTELES Y HOSTALES APARTAMENTOS CASAS RURALES CAMPINGS RESTAURANTES ALBERGUES Y REFUGIOS CASAS DE COLONIAS DEPORTES DE AVENTURA BALNEARIOS BODEGAS
TURISMO
MINI-GUÍAS GRATUITAS VISITAS RUTAS REPORTAJES PANORÁMICAS 360º VÍDEOS BUSCADOR DE RUTAS
MONOGRÁFICOS
PUENTES MEDIEVALES CASTILLOS DE CATALUÑA MICOLOGÍA EN CATALUÑA BIOGRAFÍAS ILUSTRES ARTÍCULOS
UTILIDADES
NOTICIAS EL TIEMPO
TERRITORIOS
BARCELONA GIRONA LLEIDA CAMP DE TARRAGONA CATALUNYA CENTRAL TERRES DE L'EBRE ALT PIRINEU I ARAN ANDORRA CATALUNYA NORD LA FRANJA ILLES BALEARS

Historia y cultura de los Valls del Montcau

Texto: Consorci per a la Promoció Turística de les Valls del Montcau

Versión para imprimir Enviar a un amigo




Estamos en los Valles del Montcau, donde se suceden valles frondosos, ondulaciones amables de las cordilleras y miradores formados por las mesetas. Tierras con una vegetación y fauna abundante. Este paisaje áspero, de altivas cumbres y originales monolitos, recuerda el de Montserrat, situado en la otra orilla del Llobregat.

Dentro de este marco natural, los Valls del Montcau unen los municipios de Mura, Navarcles, Pont de Vilomara i Rocafort, Sant Fruitós de Bages y Talamanca. Pueblos que conviven en perfecta armonía con el medio ambiente que los rodea.

 
Iglesia de Rocafort Vista parcial de Sant Fruitós de Bages


Así, Mura es un pueblo entrañable, documentado desde el año 959, que conserva todo su encanto medieval con calles y plazas que han crecido en torno a la iglesia románica de St. Martí.

A 454 m de altitud, en pleno Parque Natural de St. Llorenç del Munt i el Obac, Mura está rodeado de cimas, torrentes, gorgas, cuevas, fuentes y simas que podréis descubrir siguiendo alguno de los numerosos caminos y senderos. Entre plazas y pequeños callejones con casas típicas de piedra, muy pintorescas y bien conservadas, encontramos la calle de Camil Antonietti, la iglesia de Sant Martí, un molino de harina, o la ermita de St. Antoni. Dentro su término se puede disfrutar de la presencia de antiguas masías restauradas en concordancia con el entorno natural, algunas obradas en las balmes como Puig de la Balma, y construcciones de piedra seca como las barracas de viña o las curiosas tinas en medio de la viña.

Navarcles es uno de los pueblos del Pla del Bages, en la confluencia del río Llobregat con la riera de Calders, lo constituyen unas tierras fértiles ocupadas ya en tiempos de los romanos. Disfruta de un marco de gran riqueza natural que es el umbral del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i el Obac, cosa que lo hace especialmente encantador y acogedor. En Navarcles se encuentran gran cantidad de fósiles que nos muestran como hace millones de años estaba ocupado por el mar. El Parc del Llac es otro atractivo del municipio para pasear o practicar deportes. El agua se convierte en el elemento principal. Se descubren varias fuentes en los pequeños rincones del casco urbano, donde se hace palpable su excelente calidad y cantidad. Esta agua proviene de la font Calda, manantial localizado a 5 km de la población.
Como patrimonio arquitectónico es interesante el Pont Vell (siglo XVIII), puente de piedra que cruza Llobregat; la Iglesia parroquial Santa Maria; la Capilla románica de Sant Bartomeu; el edificio del Ayuntamiento (1912) de estilo modernista y la Masía Can Aguilar. Agua, naturaleza y patrimonio arquitectónico se mezclan en este municipio.


El Puig de la Balma en el municipio de Mura


A diferencia de los otros, el municipio de el Pont de Vilomara i Rocafort está formato por dos entidades diferenciadas, la antigua, Rocafort, y la nueva, el Puente de Vilomara. El Puente de Vilomara, cabeza de municipio situado en la parte baja entre la riera de Mura y el río Llobregat, recibe su nombre del imponente puente medieval de la población. Obra gótica de 9 arcos y 130 metros de largo. Su tradición industrial, iniciada con las fábricas de hilaturas de las orillas del Llobregat que continúa hoy, lo ha convertido en uno de los pueblos pioneros en la innovadora industria del reciclaje. Rocafort, situado en un cerro en lo alto del término a 421m de altitud, domina el valle de Nespres. Antiguamente había sido el núcleo principal de la población y conserva el carácter particular y sencillo de sus casas de piedra. Del conjunto, destacan la iglesia parroquial de Santa Maria, finales de época gótica; y la casa museo, casa típica del pueblo restaurada y condicionada por el público. En los alrededores encontramos masías emblemáticas y las peculiares tinas en medio de la viña que son testigo directo de la actividad vinícola del s. XVIII y XIX.

En medio de la Catalunya Central, a la derecha del río Llobregat, se sitúa Sant Fruitós de Bages, documentado en la primera mitad del siglo X y con una extensión de 22,14 km2. Fruto de la agregación de diferentes parroquias (Olzinelles, Vall dels Horts, Sant Iscle, Sant Fruitós de Bages y Santa Maria de Claret). Un paso dentro del municipio nos permite disfrutar de un casco urbano histórico que conserva un carácter medieval vivo, donde destaca la iglesia parroquial de St. Fruitós de Bages, y también de un paisaje urbano moderno e industrial. Mezcladas con zonas verdes sorprenden una infinidad de iglesias dispersas en el territorio, de las cuales el monasterio de St. Benet de Bages el monumento más emblemático.


Vista general de Talamanca


Finalmente, Talamanca constituido por un pequeño núcleo de callejones adoquinados, se estira a lo largo de un tozal de la sierra de Rossinyol sobre la carretera de Navarcles a Terrassa. Gracias a su localización a 552 m de altitud tiene pequeños rincones singulares y buenas vistas por todas las esquinas. En el centro histórico, se erige el castillo de Talamanca, del que tenemos noticia desde el 965 y la iglesia de Santa Maria, del siglo XII. Con un paseo se pueden apreciar los portales adovelados o con dinteles de piedra de las casas que lo rodean, datadas entre 1621-1861, todas ellas construidas con piedra y cubierta de teja. Más allá del casco urbano, es tangible la presencia humana en las masías, algunas de ellas documentadas ya en el siglo X, el impresionante conjunto de tinas denominadas Las siete tines del s. XIX, que destacan por su singularidad y buen estado de conservación; así como una noria a orillas de la riera de Talamanca y cerca del Molino del Menut.

Como hemos visto, los Valls del Montcau han sido poblados desde tiempos antiguos, aún cuando los asentamientos permanentes se consolidaron durante la edad media. Desde entonces el hombre ha vivido en armonía con el medio natural y lo ha convertido en un paisaje de una personalidad incomparable.





SERVICIOS
Albergues y Refugios ALBERGUES Y REFUGIOS
Casas de colonias CASAS DE COLONIAS
Complejos turísticos COMPLEJOS TURÍSTICOS
Hoteles y Hostales HOTELES Y HOSTALES
RUTAS TURÍSTICAS
FIESTAS Y FERIAS
DE LA COMARCA 2017

  Mes:


MUNICIPIOS
DE LA COMARCA

VEGUERÍA DE
CATALUNYA CENTRAL
Catalunya Central

Enlázanos  |  Tu página de inicio  | 

Esta página ha sido realizada por NetCom2 Internet, S.L.. Para más información pueden utilizar nuestro e-mail de Contacto. Para cuestiones técnicas concernientes a este website pueden dirigirse por e-mail a webmaster@vegueries.com. La página ha sido actualizada por última vez el 10/04/2017. La resolución óptima es de 1024x768 píxels y color de 16 bits.

Por favor lea nuestra Venta de fotografías y mapas, Política de privacidad y Condiciones de Uso y Nota legal.